Sofia, de 20 años, vive con sus padres en Casablanca. Después de negar el embarazo, se encuentra en la ilegalidad al dar luz a un bebé fuera del matrimonio. El hospital le da 24 horas para comunicarles la identidad del padre del niño antes de alertar a las autoridades…